Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo consisten básicamente en un grupo de paneles fotovoltaicos acoplados a un inversor que opera con la red eléctrica convencional. Los paneles captan la radiación solar y la transforman en energía eléctrica que en lugar de ser almacenada en baterías se puede utilizar directamente en el consumo diario o entregarla directamente a la red eléctrica. Estas funciones las realiza un inversor de corriente continua a corriente alterna.


AUTOCONSUMO SOLAR

Ordenar por: